¿Cómo desarrollar la imaginación en los niños?

En los tres primeros años de la vida de un #niño, es cuando su #cerebro se desarrolla más, por esto la importancia de realizar con él #actividades que fundamenten su parte cognitiva. Una de las partes más importantes en el #conocimiento es la #imaginación, y con actividades diarias que puedes hacer desde casa puedes desarrollar este #potencial al máximo

Pero, ¿por qué es importante desarrollar su imaginación? Porque con una imaginación activa el niño va desarrollar mejor #comunicación, auto control y a resolver #problemas.

#Leer, #cantar, #jugar y dar un paseo son de las actividades que más desarrollan la imaginación. Leyendo haces que el niño pueda ponerle color a la historia en su mente, imaginarse el cabello del caballero, el vestido de la princesa, hasta el olor de la naturaleza… canten mucho, y sobre una canción ya aprendida, comiencen a improvisar nuevas estrofas, deja que tu hijo juegue con la rima, que cambie nombres y, porque no, también que cambie la melodía.

Dar un #paseo por el entorno, conjunto residencial, barrio, ciudad, primero le da a conocer al niño los miembros de su sociedad, el policía, el bombero, el jardinero etc… pero también le trae a su mente personajes para sus #historias, de ahí que muchos niños cuando pequeños dicen que quieren ser policía, o aviadores o maestros…. Es importante para la imaginación y su desarrollo conocer su entorno.




Algo que no me canso de recomendar es el #juego, esta es la perla para que todo niño se desarrolle de manera saludable. A través del juego se tejen historias, se asumen #roles, se aprenden sonidos, se educa para la sociedad, se aprende a reír, a ganar, a perder. Se aprende a enfrentar la derrota, pero también a saber ganar. El juego es de vital importancia en la infancia.

Intenta limitar los videos y la televisión, la #Academia #Americana de pediatría, recomienda que los niños menores de dos años no vean nada de televisión, si ya lo permitiste, ¡no te preocupes! Limita su uso a un máximo de 30 minutos, pero no permitas que las pantallas sean la niñera de tus hijos.

Aunque no lo creas los mejores estímulos para el juego imaginativo, son los más simples, un disfraz del hombre araña o de princesa, los limitará a ser ese personaje. Muchas veces un pedazo de tela, una caja, una toalla, les permitirán desarrollar más su imaginación. Cuando tu hijo se inventa un escenario, y asume roles, yo soy el papá y tú el hijo y estás malito, desarrolla habilidades sociales y verbales.

Por último, la imaginación requiere desorden, toléralo. Después de que hayan puesto la casa “patas arriba” se pueden inventar otro juego para la limpieza de la misma.

No te canses de estimular a tu hijo, si bien hay cosas más fáciles como ponerles una película o darles una Tablet o un celular, nada se compara con la alegría del juego, ni con la satisfacción de haberle proporcionado a tus hijos, un espacio adecuado para su desarrollo.

100 vistas