Cómo ser emprendedor y no morir en el intento

Muchas veces me han hecho esta pregunta, y muchas veces yo me he hecho la misma pregunta. Ser un #emprendedor va más allá de abrir un #negocio, es cuestión de #fe, de creer en ti mismo y en tu producto, es fuerza, es tiempo, luchas, días buenos, días muy malos… es una suma de muchas cosas.

La palabra #Emprendimiento proviene del francés “Entrepreneur” que significa PIONERO. Y me encanta esta definición porque dice que es la persona que “hace un esfuerzo adicional” para alcanzar una meta. Y realmente es así, hay que realizar muchos esfuerzos adicionales para mantener un emprendimiento a flote, son muchos #desafíos los que hay que enfrentar y sobre todo, se necesita de mucha #determinación para que los problemas del día a día no vayan acabar con el sueño.

Nunca voy asegurar que ser emprendedor es fácil, pero tampoco voy a cerrarme a decir que es completamente imposible o difícil, es la oportunidad que tienes para ser mejor, para salir de tu #zona de #confort, para saber de qué estas hecho.



En este recorrido que he pasado han sido muchas las satisfacciones que me ha dejado este emprendimiento: #independencia, tiempo de calidad con mi #familia, desarrollar mis #dones y #talentos y también estabilidad financiera.

Pero, ¿cómo se logra que los #negocios salgan a flote? Primero que todo debes tener una #idea firme, esa idea de negocio debe ser #innovadora y #creativa. Estas son las bases para que un negocio surja y sea próspero. No conformarte con copiar lo que están haciendo los demás, sino buscar satisfacer las necesidades del otro utilizando tus fortalezas y aptitudes, es más que satisfactorio y rentable.

Otra de las claves para un emprendedor es que debe ser #constante en lo que hace, #perseverante a pesar de las circunstancias, debe tener esa capacidad de asumir #riesgos, y debe ser flexible y adaptable. La #organización es vital para un emprendimiento, tener los roles claros, ser buen escucha, oír las voces de la experiencia, aprender de los errores, no ahogarse en un vaso con agua, sino aprender a solucionar y a delegar.

Yo me arriesgo a afirmar que el #éxito del #emprendimiento es cuando las cosas se hacen con un sentido #social, cuando tu proyecto va enfocado al objetivo del bienestar de la #sociedad, cuando no sólo tu sales beneficiado con finanzas y dinero, sino cuando lo que haces te deja la satisfacción de haber aportado tu grano de arena para un mejor #futuro. Después claramente viene por añadidura el éxito empresarial, es mejor sentirse satisfecho con tu labor, sentir que has cumplido y que no hay nada más maravilloso que ayudar a los demás