Mujer en Equilibrio

No dejes que tu #vida se enrede por las situaciones del #día a día. ¿Eres #mujer y #mamá y sientes que hay muchas #responsabilidades sobre tu espalda? ¿Sientes que el #tiempo no alcanza para nada? ¿Tienes días en los que te sientes #culpable? ¿Tienes momentos en los que deseas salir corriendo y olvidarte de todo?

Compañera! No eres la única. Es más, es condición del ser humano por naturaleza sentirse constantemente #frustrado, y esto nos sucede porque queremos conocer más, saberlo todo, tener todo bajo #control, queremos evitar el #dolor y que todo en la vida salga a la perfección, y más si eres mamá.

Estas conductas que como mujeres y mamás comenzamos a adoptar de salvadoras y rescatistas, eso que a veces sentimos que nadie hace mejor las cosas que nosotras, o, que si no estamos presentes, las cosas no van a salir bien, suelen conducirnos a estados poco #saludables.

Para llevar una vida #equilibrada es necesario conciliar tus #obligaciones y tus #necesidades. Hacer cosas para las cuales “no tenemos tiempo”, cosas que siempre dejamos en un “segundo plano” y que siempre dices: “más tarde”, “mañana”, “cuando mi hijo este más grande”. No hay nada más errado que estos #aplazamientos, es hora de comenzar a tomar las siguientes determinaciones:



1. Fuera la #culpa: Debes dedicar HOY tiempo para ti y tus necesidades, y esto no quiere decir que seas una madre o mujer egoísta. La cosa es tan simple como tomarte 15 minutos para estar sola, caminar, comerte algo que te gusta, aplicarte una mascarilla o escuchar tu música favorita. Es simple.

2. Cuida tu relación de #pareja: Haz un #ejercicio: recuerdas ¿qué te enamoró de él?, ¿a dónde fueron en su primera cita? ¿Cuál fue la locura de amor más grande que hicieron?. Esto te ayudará a tener presente los buenos #momentos, de esta manera podrás planear tiempo con él. Una charla de 10 minutos, tómense una copa de vino juntos, salgan a trotar los dos, miren su película favorita…. Hay varias actividades que no requieren mucho tiempo pero alimentarán su relación.

3. Aliméntate bien: La #comida #saludable que procuras darle a tus hijos, es buena para ti. Si estás lactando es primordial que te cuides, que comas balanceado, recuerda, eso lo transfieres a tu bebé. Si estás implementando #alimentación #complementaria, o ya tienes niños en pre – escolar, aprovechen y todos coman mejor, evitar las grasas, las comidas rápidas e implementar más #hábitos saludables te ayuda a ti y a toda tu familia.

4. Recuerda tus #talentos: ¿Para que eres buena? ¿En qué eres mejor que otros? ¿Cantas? ¿Bailas? ¿Escribes muy bien? ¿Cocinas de maravilla? ¿Pintas? ¿Eres buena aconsejando?. Saca tiempo para tu #hobby. Para ese talento que sólo tu tienes, esto te hará recordar quién eres y porqué eres única. Necesitas también de muy poco tiempo para realizarlo.

Todo lo anterior que te dije es posible hacerlo, solamente debes tener #voluntad de hacerlo y organizarlo. #Planear con tiempo, ponerte #metas, retarte a ti misma y premiarte cuando logres avances es lo ideal.

Perdónate, no seas tu propia juez, deja de ser tan dura contigo misma, no te compares con otras. Cada una tiene una vida y un contexto diferente. Nuestros hijos no son iguales a los de las demás.

¡Eres tu! ¡Única!, tienes derecho, qué digo derecho, la obligación de ser #feliz!!

0 vistas