5 pasos para fomentar la auto disciplina en los niños

Como papás siempre habrá dudas en la manera de #corregir y #disciplinar a nuestros hijos. Y es que hoy en día hay muchos puntos de vista acerca del tema. El poco tiempo que algunos padres tienen para ejercer su #autoridad en casa no les permite crear #parámetros y reglas claras en su contexto familiar. De ahí que se presenten desórdenes disciplinarios en los niños y obviamente también en los adultos. Es decir, se convierten en una familia indisciplinada.

Nunca es tarde para que cada hogar implemente su “manual de convivencia”, esas #reglas y #dinámicas que deben quedar muy claras para todos los miembros de la familia. Claramente, el ideal de institucionalizar este manual en el hogar, es a partir del nacimiento del bebé y la primera infancia, pero, siempre hay oportunidad para ordenar nuestras vidas y dejar claras las bases de cómo se desarrollan las dinámicas de nuestra “pequeña sociedad”, nuestra familia.



1. Lo primero que debemos entender y aclarar es que poner reglas en casa va de la mano con el amor, tú estás poniendo reglas por #amor. Estás implementando parámetros para el bien de tu hijo y familia. Esto no es un reinado de tiranía, de #castigos dolorosos, ni de anulación de la personalidad y el auto-estima.

2. Insisto que siempre se debe educar a través del #ejemplo, no puedes poner normas que tú mismo no vas a poder cumplir. Cada regla o norma de tu casa debe tener un porqué, una explicación: Vamos hacer esto, para que podamos tener este beneficio.

3. Las normas y reglas de casa no se pueden informar un solo día y olvidarlas, es un trabajo diario que se debe realizar con insistencia, no debemos decaer ante el incumplimiento de la norma o ante la rebeldía que puedan mostrar los niños. La #persistencia y la #paciencia son la clave para que la disciplina en casa de fruto.

4. Recuerda que los pilares de tu “#manual de #convivencia” deben ser el amor, el respeto, la tolerancia y la #espiritualidad. Como cada uno de ustedes lo maneje en su contexto.

5. Debemos procurar momentos de retroalimentación y reflexión. El niño debe aprender a auto evaluarse y reconocer sus fallas, pedir perdón y esforzarse en lograr sus objetivos. Es importante que esta dinámica la realicen todos los miembros de la familia. Es muy importante que como padres reconozcamos nuestras fallas y se los hagamos saber. Esto genera respeto y admiración. Da a entender al niño que todos somos humanos, que estamos en proceso de cambio y mejoramiento y que cada uno puede aportar para el crecimiento sano de la familia.



Para fomentar la #autodisciplina es vital el conocimiento. Tanto de las normas de casa como de las #consecuencias que hay al no cumplirlas. Son esas consecuencias naturales y lógicas de la vida, es decir: “Si no te bañas los dientes, te van a salir caries”. Y esto, el niño que no se baña los dientes, lo va a vivenciar el día que vaya al odontólogo y tenga que sufrir incomodidad o dolor por no haber cumplido con la norma. De esto se trata, de hacer consientes a los niños con hechos reales, para que hagan uso de su sentido común y de la sabiduría. “No se juega en las escaleras, porque puedo caerme y sufrir un accidente”. Es aprender lo que puede ocurrir si no se tienen determinadas conductas.

Recuerda, “educa al niño y no será necesario castigar al hombre”.

432 vistas