5 Tips para educar emocionalmente a mi hijo

A lo largo de nuestras vidas vamos a estar trabajando con estas 3 palabras clave: #emoción, #pensamiento y #acción. La emoción es ese sentimiento intenso de #alegría o #tristeza que produce un recuerdo, un hecho, un momento o una idea. El pensamiento es esa capacidad que tenemos las personas de formar ideas y almacenarlas en la mente y la acción es ese hecho, ese acto o movimiento en el que se ponen en actividad las emociones y los pensamientos.

Si desde pequeños podemos tener la capacidad de equilibrar estas tres “palabras clave” o “pilares” de nuestra vida, podremos afrontar nuestro día a día de manera más eficiente. Hay que saber controlar nuestras #emociones, #gestionar nuestros pensamientos para que sean utilizados de una manera que nos permita desenvolvernos en sociedad correctamente.

Y este es el reto que hoy planteamos para los padres, enseñar a nuestros hijos a manejar esas emociones y pensamientos. Los #bebes a partir de los 3 meses ya comienzan a manejar esa “sonrisa social”, que de manera instintiva genera que sus #padres tengan una interacción con él, es decir, de la manera en que reaccionemos nosotros ante las emociones de nuestros hijos, dependerán los resultados que veremos más adelante. A los 6 meses van a mostrar #sentimientos de asombro y comenzarán a sentir enfado. Y así, a medida que van creciendo, también sus emociones crecerán.

Hay que tener presente que del primer año a los 3 años los niños pueden inhibir sus emociones, y en esto debemos estar atentos, ya que va a ser difícil para algunos padres saber que quiere realmente su hijo, y para el niño, será difícil reconocer realmente que siente. Y es aquí donde todos: padres, #docentes, cuidadores, tutores etc.. debemos ser capaces de reconocer si un niño está #preocupado, #triste, #disgustado, #decepcionado, tiene #temor, se siente #avergonzado, #sorprendido….



Y para identificarlo, aquí están estos 5 tips:

1. Nombrar las emociones, es decir, enseñarles a distinguirlas y que el niño sepa cuál es cada una.

2. Razonar con los niños continuamente, Ejemplo: ¿cómo crees que se sintió tu abuela con que hiciste? ¿Por qué crees que tu hermanito está llorando?

3. Permitir la #expresión de las emociones, debemos facilitarles a nuestros hijos la confianza para que puedan comunicar y expresarse, existen juegos y dibujos que harán más divertidos estos espacios

4. Dar #ejemplo, como papá, reconoce tus emociones, identifícalas. De esta manera podrás enseñar a través del ejemplo. En este momento podrás decir: ¿viste como reaccioné ante esta situación?

5. Ser escucha activo y enseñar al niño a #escuchar: Saber guardar silencio, hablarles a los ojos, cara a cara, preguntar: ¿estás de acuerdo con lo que dije? ¿Haz entendido?

182 vistas